domingo, 4 de octubre de 2009

EVOLUCIÓN DEL GRIEGO

EVOLUCIÓN DEL GRIEGO
DESDE EL INDOEUROPEO A LA ACTUALIDAD.


Orígenes del Griego: el indoeuropeo.

En la península balcánica hacía el 2000 a C. se empezó a hablar el griego, que se mantiene en uso hasta la actualidad. Se trata por tanto, de la lengua europea más antigua, ya que suma en total unos cuatro mil años de historia. Sin embargo, no se trata de una lengua autóctona, sino que la trajo un pueblo extranjero que la impuso: los indoeuropeos.
Sobre los indoeuropeos se sabe que fue un grupo de pueblos que vivió en el 4.000 a.C entre Asia y Europa. No tenemos testimonios directos de su lengua, pero ésta se ha reconstruido gracias a la lingüística comparada. A partir de su léxico reconstruido y de otros indicios sabemos que eran seminómadas, conocían la agricultura, la ganadería y la pesca. Las tribus indoeuropeas estaban organizadas por familias: el padre era el jefe de familia y en cada tribu había un padre.
Su religión estaba presidida por un dios-padre, relacionado con fenómenos de la naturaleza como el rayo, la tormenta y la lluvia, y había otros dioses. Se supone que por razones demográficas, climatológicas y socioeconómicas, los indoeuropeos se fueron asentando en diversas regiones de la India y Europa, fundiéndose con los pueblos indígenas.  Estos cambios paulatinos dieron lugar a nuevas culturas y lenguas:

  • Así en Anatolia (actual Turquía) surgió el hetita.
  • En Grecia, el griego, que se escribe desde hace 3.500 años.
  • En la India e Irán, las lenguas indoiranias, entre ellas el sánscrito, el védico y el persa.
  • En el norte de Europa, la rama balto-eslava, de la que proceden el ruso, el polaco, el lituano, el ucraniano...
  • En el centro de Europa surge el germánico de donde vienen el inglés, el alemán, el sueco, el holandés...
  • De la rama celta, perviven el irlandés, el bretón y el escocés.
  • En Italia da lugar a lenguas como el osco, el umbro y el latín, que pervive en la forma evolucionada que conocemos como lenguas romances.



Distribución de las lenguas indoeuropeas, según sus ramas.

Solo algunas lenguas europeas no proceden del indoeuropeo: el vasco, el finés, el húngaro y el estonio.

El griego en época histórica

Existen testimonios del griego escrito desde el s. XII a. C., es decir, desde la época en la que se sitúa la guerra de Troya. A este griego más antiguo se le llama "griego micénico", puesto que se ha hallado sobre todo en la ciudad de Micenas. En este momento se usaba un sistema de escritura completamente diferente al actual. Se trata de un sistema que representa sílabas llamado lineal B. Su hallazgo y posterior descifrado se produce en el s. XX, y permiten conocer la primera sociedad griega, altamente organizada, que fue la que participó en la guerra de Troya.

fragmento de una inscripción en Lineal B

Sin embargo, esta civilización tan evolucionada desaparece de forma misteriosa poco después y se  pierde la escritura en Grecia. Sabemos que desde el s. XII a C al s. VIII la leyenda de Troya y otras narraciones mitológicas se trasmitían de generación en generación de forma oral, sin que se volviera a usar la escritura.
En esta fase, conocida como la "edad oscura",  surgen los dialectos griegos, según las diferentes regiones:

  • El jónico- ático, que  es el que estudiamos y va a dar lugar al griego clásico, el griego del Nuevo Testamento y el griego moderno.
  • El dorio, de pronunciación áspera, que se hablaba en la ciudad de Esparta.
  • El eólico, hablado en las islas, que se consideraba suave y armonioso, y que se usa para la poesía lírica.
  • etc.

Mapa de dialectos.


En el s. VIII a C. gracias a la influencia de los fenicios, los griegos adoptan un sistema de escritura innovador en su época. Cada signo va a representar un sonido, y por tanto  estamos ante el primer alfabeto propiamente dicho.
Como cada región tiene sus dialectos, también va a haber variaciones regionales del alfabeto. Esto explica que el alfabeto latino, que se basa en la variante de alfabeto de la Magna Grecia, difiera en determinadas consonantes del griego clásico (como la H).
En el s. VIII la tradición oral que narraba la guerra de Troya va a ser recogida y organizada por el primer autor literario de Europa: Homero, que escribe la Ilíada y la Odisea basándose en la tradición oral, pero empleando el alfabeto.
En la época clásica (s. V y IV a. C)  se expande y llega a su cumbre la cultura griega de la Antigüedad, especialmente en Atenas. El griego que vamos a estudiar es precisamente el griego ático de esta época, es decir, el que usaron Platón, Sócrates, Pericles, Hipócrates. Es en este momento cuando surgen o se consolidan saberes como la filosofía, la historia, la retórica, el teatro, la medicina, la política, etc.



A partir del s. III a C Alejandro Magno y sus sucesores extiende la cultura griega más allá de Grecia, por Asia y Egipto. Estamos en la época helenística y el griego se convierte en una lengua internacional. Se recopilan y sistematizan por primera vez las obras escritas literarias o técnicas que se guardan en las grandes bibliotecas como la de Pérgamo y la de Alejandría.
En este momento surge la filología, la disciplina que estudia los textos y las lenguas. En griego se escribe el evangelio de S. Juan y los Hechos de los Apóstoles y es el griego el primer idioma de la iglesia. En este momento decaen las variantes dialectales y se impone un griego común o koiné, que es la base del griego moderno.

Durante la dominación romana, Grecia vuelve a florecer culturalmente, ya que los romanos, deslumbrados por la cultura griega, aprenden griego y se familiarizan con todos los aspectos de su forma de vida y tradición. En este momento el griego llega a su máxima difusión, dentro del imperio romano.
A la caída del imperio romano, en Grecia surge el Imperio Bizantino, llamado así por tener su capital en Bizancio o Constantinopla, la actual Estambul, y mantiene su autonomía hasta el año 1453 d- C. Por tanto, durante todo este tiempo la tradición y la cultura griegas se mantuvieron vivas y en desarrollo. Estamos en la etapa que se conoce como griego bizantino o medieval, y en el que la iglesia ortodoxa tiene gran influencia.
La toma de Contantinopla por los turcos tuvo dos consecuencias. Por un lado, los eruditos griegos escaparon de Bizancio llevando consigo sus libros y su saber y se asentaron principalmente en Italia. Su influencia hizo renacer el interés por los estudios clásicos, lo que dio origen al Renacimiento europeo.Desde entonces el griego clásico ha sido un referente cultural constante y fuente para la creación de términos cultos y neologismos en todos los campos del saber: ciencia, tecnología, humanidades... En Grecia, por el contrario, la religión ortodoxa y la lengua griega quedaron poscritas. Los griegos, sin embargo mantuvieron su cultura acudiendo a clase a la iglesia de noche.
Desde que  se logró la independencia en 1829  el griego moderno es la lengua oficial de este estado.
¡Buen viaje!

Imágenes cc de Olga Díez, Elena Gallardo en Chiron - Mapas de Proyecto Palladium, con autorización.
cc Olga Díez - Griego I CEAD S. C. Tenerife
-



1 comentario:

  1. En las lenguas célticas falta nombrar al galés.

    ResponderEliminar